Arquitectura Gótica


La arquitectura es el aspecto que mejor define al gótico. Este estilo se constituye en los dominios de Francia, y más en concreto en la Isla de Francia a mediados del XII. El gótico va construyéndose sobre el románico, pero acabará oponiéndose a él. La forma gótica viene cuando las bóvedas se apuntan y los nervios se constituyen en arcos ojivales. La transformación culmina cuando los nervios reciben columnas preparadas para recoger su peso. Los arcos ojivales o apuntados permiten que las columnas se estiren en línea vertical subrayando el verticalismo, creciendo a alturas inconcebibles (la nave central de Beauvais se levanta a 51 metros, pero la flecha exterior alcanza los 153 metros). La verticalidad, el impulso ascensional, el ascetismo y la sensación de esfuerzo son lo que mejor diferencia la arquitectura gótica en el orden estético.

El material más importante que se utiliza en la arquitectura gótica es la piedra de sillería, perfectamente labrada. Este material se emplea en toda la fábrica de la construcción (elementos sustentantes y sustentados). La cubrición de parte del edificio en madera no es frecuente, y siempre en obras pequeñas o, a veces, en algunas construcciones especiales, como las iglesias de plan marinero (Galicia) o de las órdenes mendicantes (franciscanos y dominicos). Otro elemento que contribuye al esplendor de los edificios góticos es la vidriera de cristal en los ventanales.


PLANTA

La planta sigue la disposición de  una planta basilical con una, tres o cinco naves. En las grandes construcciones hay  un crucero. La cabecera tiene una girola simple o doble, a la que se pueden abrir capillas poligonales.

arquitectura-gtica-10-728

SOPORTES

 El arco apuntado, con mayor verticalidad, es el que usa. Ofrece presiones laterales menores que el semicircular.descarga Según la colocación de los centros del arco, el arco apuntado ofrece varias versiones. En el siglo XV se generaliza el arco conopial; un poco más tarde, el carpanel (de tres centros), y ya al final del gótico se emplea el arco mixtilíneo, producido por la introducción de pequeños trozos rectilíneos dentro del arco. La sección del arco gótico es apuntada, y sus molduras son cada vez más numerosas, con perfiles cóncavos y convexos.

 

Los pilares y arbotantes son los apoyos usados. Derivan de los del último momento del románico: un núcleo central, que puede ser una columna, un pilar cuadrangular o cruciforme, al que se adosan finas columnas, baquetones, que recogen el peso de las ramas de las diferentes ojivas. Al principio cada baquetón lleva su correspondiente basa y capitel. Pero se llegará a la desaparición del capitel individual y su fusión en una estrecha faja o capitel corrido.capiteles_unidos

En las basas no se llega a esta fusión, pero se labran alternativamente a diferente altura. Los capiteles del período de formación se muestran ornamentados con animales y follaje, de forma y proporciones tomados de la naturaleza. Pero el tipo gótico más usual es el capitel que está cubierto de hojas naturalistas: una maraña de hojas de roble, higuera, vid o hiedra, ya sueltas o formando tallos continuos.

El arquitecto gótico reduce la vieja bóveda románica de cuarto de constructivocañón a un simple arco, al arbotante o botarel, que apoyado en su parte superior en el arranque de la bóveda de crucería, conduce su empuje lateral a un estribo situado en el muro de la nave inmediata. Para evitar el desplazamiento del estribo o contrafuerte por el empuje del arbotante, lo corona con un pináculo, que a la vez subraya el carácter ascensional del gótico. A través del arbotante, las aguas de las bóvedas más altas desaguan, a través de los pináculos, por las gárgolas, generalmente decoradas con figuras animadas.

 

CUBIERTAS

La bóveda de crucería o de ojivas tiene dos elementos: los arcos y los plementos. Los arcos que se cruzan diagonalmente son los cruceros u ojivas; los paralelos al eje de la nave, los formeros; y los transversales, los fajones. Todos ellos constituyen el esqueleto de la bóveda, y constituyen los arcos torales de la bóveda. Los paños que seboveda_cruceria_esquema apoyan en ese esqueleto y cierran la bóveda son los plementos. Este es el patrón primario, pero pronto se introducen novedades. Sexpartita es la bóveda constituida por dos arcos diagonales reforzada por otro, lo que determina la formación de seis plementos. La bóveda de terceletes se forma al trazar, por las bisectrices de los ángulos inferiores formados por las ojivas, una pareja de nervios de refuerzo, que en su punto de convergencia reciben por medio de otro nervio secundario la presión que desciende de la clave. La transformación de terceletes y nervios intermedios termina dando lugar a las bóvedas estrelladas, cuyo uso se generaliza en el siglo XV. En ocasiones se llega a calar las bóvedas.

arquitectura-gtica-27-728

El ábside se cubre a partir de unos nervios que salen de una piedra clave en forma radial. Suelen ser ábsides poligonales de 5, 6 o 7 lados.

ALZADO

En cuanto al alzado del templo, lo más frecuente es que la nave central se levante considerablemente sobre las laterales. Pero también aparecen construcciones en las que la altura de la nave central apenas supera la de las laterales; surgen así las llamadas plantas de salón. La complicación de la cabecera hace que en ocasiones se hable de cabeceras macrocéfalas.Estructura_basilical_gótica_Esquema_ES.svg
En el grueso de los muros de la nave central, por encima de las arcadas laterales, se levanta el triforio, serie de ventanas ornamentales, partidas por maineles. Generalmente comporta un angosto pasadizo de circulación. No hay que confundirlo con la tribuna, que es muy poco usual en el gótico, pero si existe, forma el segundo piso de las iglesias y encima estaría el triforio. El último elemento se llama clerestorio, y se corresponde con los grandes ventanales. La galería desaparece rápidamente; el triforio tiende a atrofiarse y acabará también desapareciendo.

FACHADA

Las fachadas adquieren un gran desarrollo, no sólo en la portada principal, sino también en las dos del crucero. La fachada principal ordinariamente está apoyada en torres laterales, formadas de diversos pisos de ahuecada masa, cubriéndose con terraza (poco frecuente) o con un cuerpo apiramidado (chapitel). Las portadas son abocinadas, como las románicas, pero se multiplican las arquivoltas y estatuas en las jambas. En la fachada se aprecia la afición del gótico por la estructuración geométrica, evitando la confusión de las partes.descarga (2)

COMPLEMENTOS DECORATIVOS

Con esta forma de contrarresto, separado de la pared, el muro se constituye en un peso muerto. El arquitecto debe procurar eliminarlo y lo hace. Predomina el hueco. Para cerrarlo surge la vidriera, que tamiza la luz, espesa la atmósfera, la espiritualiza. Así los interiores góticos son más iluminados que los románicos. Los diversos temas geométricos (tracerías) para cerrar estas vidrieras son los que nacen del arco mismo, por la combinación de curvas de uno o varios centros. El dibujo geométrico o tracería gótica comienza yuxtaponiendo círculos o triángulos curvos, decorados en su interior con arquillos de medio punto o apuntados, que irán haciéndose más fantasiosos a medida que llegamos al siglo XV (trifolios y cuadrifolios). Estos elementos adquieren todo su esplendor en los rosetones de las fachadas.

vidrieras3

EL GÓTICO FRANCÉS

Francia es al país del gótico por excelencia. Cuenta, a finales de la primera mitad del XII, con arquitectura gótica. La catedral de Sens (1140), perfectamente conservada, puede ser considerada como la catedral gótica más antigua. La abadía de saint Denis, levantada por el abad Suger, tendrá gran influencia posteriormente.

La segunda mitad del XII es ya claramente gótica en Francia. A este momento pertenecen las catedrales de Laon, Senlis, Noyon, Soissons y París. La catedral de París (Notre Dame), presenta planta basilical de cinco naves con cabecera semicircular con doble girola. El crucero es de una sola nave, que sobresale en alzado, pero no en planta. La cubrición se hace con bóvedas de ojiva sencilla en las naves laterales y sexpartita en la nave mayor y el crucero. Se han aprovechado espacios entre los contrafuertes para abrir capillas. La fachada oeste presenta un esquema tipo (llamado en H) con triple división horizontal y vertical: portadas, rosetón y arquerías, flanqueadas por las torres campanarios.

El siglo XIII es la época clásica de la arquitectura gótica. En la primera mitad del XIII las obras presentan planta similar a las precedentes, aunque las terminaciones del transepto son rectas, y sobre todo, se acentúa el desarrollo de la capilla mayor, que tiene por lo general dobles naves laterales. En general las bóvedas son de crucería cuatripartitas. Las fachadas siguen el esquema de las del XII. De este momento son las catedrales de Chartres, Reims y Amiens.

A mediados del XIII las estructuras de los nuevos monumentos no difieren esencialmente de lo fijado en la primera mitad de siglo, pero la novedad radica en el engrandecimiento progresivo de los huecos, con la consiguiente eliminación de los muros. Esto provoca mayor luminosidad, la absorción del triforio por las ventanas y un mayor preciosismo. En la Santa Capilla de París (Sainte-Chapelle), la arquitectura pierde su valor visual para cedérselo al vidrio y a la luz.

http://apuntes.santanderlasalle.es/arte/gotico/arquitectura/arquitectura_gotica.htm

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s