Funcionalismo Le Corbusier

El Funcionalismo conocido también como Racionalismo es una corriente aparecida en las primeras décadas del s. XX, que marca una ruptura radical con las formas compositivas tradicionales. El movimiento moderno aprovechó las posibilidades de los nuevos materiales industriales, especialmente el hormigón armado, el acero laminado y el vidrio plano en grandes dimensiones. Se caracteriza de sus plantas y secciones ortogonales, a menudo asimétricas, la ausencia de decoración en las fachadas y los grandes ventanales horizontales divididos por perfiles de acero. Los interiores tienden, por lo general, a ser luminosos y diáfanos. Aunque los orígenes de éste movimiento pueden buscarse, ya a finales del s.XIX, sus mejores ejemplos se construyeron a partir de la década de 1990, de la mano de arquitectos como Walter Grupius, Mies van der Rohe, Le Corbusier.

LE CORBUSIER (1887-1965). Carlos Eduardo JEANNERET, suizo afincado y nacionalizado en Francia. Es el arquitecto contemporáneo más internacional y el que más ha influido en la arquitectura moderna. Fue un gran teórico difundiendo sus ideas y proyectos mediante artículos y manifiestos, lo que ha contribuido a la divulgación de los principios de la arquitectura racionalista.
Principios básicos:
– El volumen simple es el elemento arquitectónico primordial.
– Construcción de los edificios sobre “pilotis” (pilotes), quedando de este modo el suelo libre y pudiendo ser utilizado por la comunidad.
– Planta libre: cada piso puede ser distribuido independientemente del superior y del inferior.
– Fachada libre: puede diseñarse en función de las necesidades de cada piso al no estar sujeta a una ordenación regular impuesta por los muros de carga.
– Uso de ventanas apaisadas continuasen desarrollo horizontal, mayor iluminación.
– Terrazas en lugar de azoteas: allí se ubican solarios, pistas de tenis, piscinas, jardines.
Los Pilotes son elementos estructurales que guardan una misma distancia entre ellos, ubicadas en la parte baja de la edificación soportando el peso. Para Le Corbusier la planta baja pertenecía al automóvil, ya sea para aparcar o para circulación, es por eso que la vivienda se elevaba sobre pilotes para permitir el movimiento de los vehículos en la parte baja de la edificación.

Captura

Los techos Jardín están planeados para ser una solución de calefacción para los espacios interiores y permitía recuperar áreas perdidas. Le Corbusier encontró una solución de protección a los cambios de temperatura exterior al implementar los techos jardín en las cubiertas planas de hormigón armado.

techo-jardin

Con la planta llibre, Le Corbusier elimina los muros de carga, permitiendo que las paredes se sitúen donde sean necesarias, permitiendo la flexibilidad y adaptabilidad que se desee a la planta.Se considera una aplicación muy importante porque ofrece absoluta libertad en el diseño y composición de la planta.

planta libre

Le Corbusier logró con la fachada libre, haciendo volar la losa por encima de los Pilotes, a modo voladizo alrededor del edificio,se desplaza toda la fachada mas haya de toda la estructura portante.Gracias a esto, las ventanas se convierten en ligeras membranas de muros sueltos y ventanas.

fachada libre

Los pilares forman con las losas huecos intermedios rectangulares en las fachadas, Le Corbusier en vez descubrirlos con muro, creo en estos huecos ventanas, para que entrara mayor cantidad de luz y aire.Esta aplicación cubre toda la dirección horizontal de la fachada en varios niveles.

ventana

La machine à habiter

Le Corbusier es conocido por su definición de la vivienda como la máquina para vivir también llamada la máquina para habitar traducido literalmente. Con ello, Le Corbusier ponía en énfasis no sólo el componente funcional de la vivienda, sino que esta funcionalidad debe estar destinada al vivir, comprendiéndose esto último desde un punto de vista metafísico. Le Corbusier creía que el objetivo de la arquitectura es generar belleza, y que ésta debía repercutir en la forma de vida de los ocupantes de los propios edificios.

El Modulor

Ideó el Modulor, sistema de medidas basado en las proporciones humanas, en que cada magnitud se relaciona con la anterior por el Número Áureo, para que sirviese de medida de las partes de arquitectura. De esta forma retomaba el ideal antiguo de establecer una relación directa entre las proporciones de los edificios y las del hombre.  Tomó como escala del hombre francés medio de esa época: 1,75 m de estatura; y más adelante añadió la del policía británico de 6 pies (1,8288 m), lo que dio el Modulor II. Los resultados de estas investigaciones fueron publicados en un libro con el mismo nombre del Modulor.

misureuomo11modulor

Pilar Castiñeiras, Karen López, Pau Magrinyà

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s