Milenarismo

El Milenarismo era una corriente infundada pero muy extendida en la Baja Edad Media (V-XI), cuyo origen está en la lectura e interpretación del texto del Apocalipsis de San Juan del año 96 d.C. por parte de la escatología cristiana, que suponía el fin inminente de los tiempos. Aunque nunca fue doctrina oficial  de la Iglesia, en la práctica esta creencia se extendía desde el seno de la iglesia, en los sermones. El Milenarismo pronosticaba la llegada del Fin del Mundo en el año 1000, con la creencia de que el Anticristo y la Bestia irrumpirían en el mundo terrenal y lo sumirían en el caos y las Tinieblas y retornaría Cristo para derrotarlos e instaurar un nuevo orden, con el Juicio Final, en el que las almas impuras serían condenadas a vagar por siempre en el infierno, y las libres de pecado disfrutarían del Reino de los Cielos.

Para entender el fervor religioso del pueblo en la Edad Media, hay que ponerlo en el contexto social. El sufrimiento del pueblo era mayúsculo: azotado por pandemias, guerras y oprimido por la injusticia del sistema feudal. La vida terrenal era tan penosa, que la creencia en una vida futura mejor y el temor a una vida futura aún peor, eran el único motor del pueblo, campesino y analfabeto, y, a su vez, el gran instrumento de manipulación de los poderosos: el rey y la nobleza y la Iglesia.

Había, por eso, diferencias dentro del mismo cristianismo en cuanto a la interpretación de estos textos. Desde el helenismo cristiano, heredero de las sociedades griega y romana y vigente en oriente, se rechaza esa alarma dramática del milenio apocalíptico judío, que era más propia de la apocalíptica cristiana vigente en occidente. Del mismo modo, en el humanismo evangélico se trataba de buscar la paz, mientras que en el judaísmo apocalíptico se seguía manteniendo la alarma.

Realmente no hay rastro apocalíptico ni milenarista en los escritos oficiales, con lo que probablemente los terrores del año mil fueron una serie de hambres, epidemias, crímenes, herejías y signos celestes que se manifestaron de forma local dentro de una mentalidad mística y simbólica que trataba de buscar un significado esotérico a los sucesos extraños y catastróficos.

Durante esta época se hizo un gran uso del “feísmo”, que consistía en la representación de animales y bestias para representar el mundo demoníaco. Era una forma sencilla de transmitir el horror del Juicio Final al pueblo, que como era analfabeto no tenía acceso a las escrituras de la Biblia.

El juicio final. El Bosco.

 

 Los Tapices del Apocalipsis.

 

http://www.uned.es/temple/milenarismo.htm

https://es.wikipedia.org

https://pinturayreligion.wordpress.com/apocalipsis-a-traves-de-la-pintura-anterior-y-edad-media/

 

LAURA, MARTA D., EVA, MARTA M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s